Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
PVolver

La Psicomotricidad Fina

15 de Julio de 2015
la_psicomotricidad_fina

Coordinación de movimientos

Buenos días!
 
Hoy en la News de Mundokid os queremos hablar de la Psicomotricidad fina.
 
A continuación os explicamos qué es y porqué es importante que el niño la practique y la aprenda. 
 
Además os sugerimos algunos ejercicios a modo de juegos sencillos que podemos hacer durante estas vacaciones, para que nuestros peques adquieran esta coordinación de manera natural. 
 
La psicomotricidad fina es la coordinación de movimientos de distintas partes del cuerpo con precisión y para ello se necesita un elevado nivel de coordinación.
 
Las habilidades de la psicomotricidad fina se van desarrollando progresivamente. A partir de los 2 a 4 meses, empieza la coordinación de manos y ojos. A los 5 meses, empieza lo que se conoce como 'los cimientos de la motricidad', que es cuando el niño toma objetos con sus manos. Y así, progresivamente, el niño va empezando a coordinar hasta llegar a la edad escolar. 
 
Pero hoy queremos centrar en la psicomotricidad fina en los niños a partir de los 4 años.
 
Cuando el niño llega a los 4 años cuenta con una mayor destreza y facilidad para realizar actividades que requieren de más complejidad, en estas actividades se pueden incluir el moldear, cortar figuras que requieran precisión, ya que tienen una figura especifica. De igual manera pintar y escribir hacen parte de las actividades, porque ocasionan que el niño coordine el movimiento de las manos con la inteligencia.
 
Si se trabaja la psicomotricidad fina a temprana edad, se pueden evitar problemas como la disgrafía, la cual dificulta que los niños aprendan a escribir a temprana edad o por lo menos en la edad prevista para los demás niños. De igual manera por medio de un aprendizaje apropiado se puede corregir problemas musculares en la mano.
 
Así pues durante estas vacaciones nuestros hijos pueden hacer muchas cosas para mejorar su psicomotricidad fina, como por ejemplo:
 
1. Reseguir con un lápiz de color o rotulador una silueta que previamente habremos punteado, para conseguir un dibujo (un animal, una letra, un número…)
 
2. Hacer pulseras con macarrones o fideos o con bolitas específicas para ello, puesto que tener que pasar un hilo por un agujero pequeño es un ejercicio buenísimo de coordinación.
 
3. Moldear figuras con plastelina o pasta a la sal utilizando las manos, los dedos y si tenemos alguna herramienta específica para plastelina como moldes.
 
4. Recortar papelitos que luego arrugaremos con los dedos hasta conseguir bolitas, y que pegaremos con cola en alguna cartulina.
 
6. Enganchar adhesivos tipo “gomets” en dibujos o crear formas con ellos.
 
7. Pintar con aquarelas o pintura utilizando pinceles
 
#piscomotricidadfina #recortapegaycolorea #coordinacion #ejerciciosparaniños
 
Fuente imagen:luzantigua.es
 
Artículo puntuado 5/5.    1 Valoraciones de nuestros usuarios.